🥗¿Cómo se come el apio? No creerás lo que veras aquí ¡IMPRESIONANTE! 🥗

Diversas investigaciones afirman que el apio es una planta que pertenece a la familia de las Apiáceas, que posee propiedades curativas desde tiempos inmemorables. Es una planta natural de Europa y Oriente; que en ocasiones aparece de forma silvestre en ambientes húmedos. En estado salvaje esta planta se asemeja mucho al perejil, otra especie muy aromática, y se considera el origen del condimento que hoy en día se comercializa en los mercados. El lugar de cultivo más adecuado para el apio son los climas templados con temperaturas moderadas y en suelos con alto contenido orgánico.

Su olor es penetrante, amargo y ácido a la vez, con una sensación de frescura anisada y, por ello, resulta ideal para sopas, carnes, cocidos, entre otros. En definitiva, tiene un sabor intenso que no convence a todo el mundo, por eso, la propuesta es que se cocine, para conseguir un sabor mucho más suave. Sin embargo, también se pueden utilizar las hojas como hierbas aromáticas para acompañar algún plato.

Propiedades del apio

Posee componentes nutricionales muy adecuados para la salud. De hecho, sus propiedades curativas han estado siempre presentes en la medicina naturista. A continuación se presentan algunas de ellas:

  • Potente diurético natural: es uno de los diuréticos más potentes especialmente por sus aceites esenciales (limoneno, selineno y asparagina). De esta manera, el apio ayuda a depurar el organismo y a favorecer la eliminación de líquidos, previniendo su retención.
  • Ideal para bajar de peso: debido a su ligereza, su insignificante aporte calórico y su alto contenido en agua, es un vegetal muy recomendado en cualquier dieta de adelgazamiento.
  • Mejora la salud estomacal: el consumo de apio está asociado a la disminución de la acidez gástrica y otras enfermedades del estómago.
  • Mejora el tránsito del intestino: su contenido fibroso alivia las enfermedades del intestino y la colitis.
  • Ayuda a la formación de esmalte: esta planta es una gran aliada de la salud dental, ya que favorece la formación y regeneración del esmalte que protege los dientes.
  • Controla la hipertensión: debido a sus propiedades diuréticas, es útil para mantener controlado y combatir la hipertensión arterial, así como otras afecciones cardiacas. Al mismo tiempo favorece la circulación sanguínea.
  • Efecto revitalizante: su alto contenido en antioxidantes y vitaminas lo convierten en un efectivo revitalizante para el organismo, es decir, mantiene las células jóvenes y el sistema cardiovascular sano.
  • Favorece el periodo menstrual y alivia sus malestares: como se trata de una planta emenagoga favorece el flujo sanguíneo y ayuda a aliviar los dolores asociados a la acumulación de líquido en los tejidos.

Formas de cómo comer apio

El apio puede consumirse fundamentalmente de tres formas: crudo, cocido o en forma de jugo. Sin embargo, todo depende de cada gusto y de las propiedades que más se deseen aprovechar.

  • Crudo: es la forma más saludable de consumirlo, puesto que es la manera que permite conservar al cien por ciento todos sus componentes, en especial vitaminas, pigmentos y minerales De igual forma, se recomienda que pueda ser añadido a las ensaladas.
  • Cocido: otra opción para consumirlo es, cocinarlo y elaborar con él sopas o cremas. Si bien de esta manera se pierden algunas vitaminas y minerales hidrasolubles, sigue siendo una buena opción, ya que se puede seguir disfrutando de la mayor parte de sus beneficios nutricionales.
  • De igual forma, se suele sugerir que la raíz sea cocida en guisos o en forma de jugos, normalmente en combinación con otros vegetales como la zanahoria, el pepino, la manzana y el tomate. Además por su suave aroma se puede utilizar como aromatizante de sopas, ensaladas, entre otros.
  • En zumo o jugo: debido a su bajo aporte en calorías y su altísimo contenido en agua se puede optar por consumirlo en forma de zumo, ya sea solo o combinado, con otros ingredientes como la zanahoria, el tomate o el aguacate para potenciar su efecto revitalizante y añadir una dosis extra de vitaminas a la receta.
  • Sal de apio: en otros países se utiliza la sal que proporciona, que no es más que apio desecado y pulverizado. De esta forma se puede usar como sustitutivo del cloruro sódico es decir, sal común para potenciar el sabor de otros alimentos en dietas bajas en sodio.
  • Otras formas: puede ser usado para tratar quemaduras y otras pequeñas lesiones en la piel (heridas leves, cortes pequeños), aplicando hojas de apio sobre la afección y de esa manera se favorece la limpieza y cicatrización.

Comidas con apio

En primer lugar, es importante saber cómo limpiarlo; por lo que se recomienda que se limpien cada una de las ramas para retirar las partes demasiado fibrosas y evitar hilos desagradables en la boca. Se deben cortar dependiendo de la receta que se vaya a elaborar.

 

A continuación se presentan algunas comidas que contienen como ingrediente principal el apio:

  • Crema de apio: es un plato para entrar en calor que se suele comer generalmente en otoño y en invierno, es fácil de preparar y va en sintonía con el pan. Para prepararla solo se necesita una cabeza de apio, una cebolla, 15grs de mantequilla o margarina e incluso aceite de oliva, 900 ml de caldo vegetal o de agua, sal y pimienta al gusto.
  • Estofado de apio: es una preparación práctica y simple que puede complementar las entradas principales y más sustanciosas. Se puede estofar el apio con aceite de oliva, vino y salsa blanca, entre otras cosas.
  • Cocina el apio en un salteado: el apio añade un sabor y una textura únicos a las verduras salteadas y combina muy bien con el arroz, platos asiáticos y mediterráneos a base de pasta.

En tal sentido resulta importante destacar que, el apio es 75 % líquido y el resto de su masa es fibrosa, de manera que no necesita cocinarse por mucho tiempo. No se debe esperar que los tallos cambien mucho al cocinarse.

Contraindicaciones del apio

El apio es muy rico en oxolatos, de tal manera que no se debe abusar de su ingesta en cantidades excesivas, especialmente si se padece de algunas inflamaciones u otras afecciones en la vejiga. Además, se debe tener en cuenta siempre que esta sustancia dificulta la absorción del calcio.

Algunos consejos antes de consumir el apio

  • Asegurarse de masticarlo cuidadosamente, pues se suele llamar al apio el “hilo dental natural”, debido a su tendencia a dividirse en hebras fibrosas que limpian naturalmente los dientes.
  • Se debe masticar fuertemente, debido a que también tiende a estimular la producción de saliva en la boca.
Recomendar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *