🥛 El yogurt: la receta casera más fácil y nutritiva para los mas torpes ¡CON ESTO IMPOSIBLE! 🥛

  Una de las cosas más sencillas que se puede hacer en el tiempo libre es elaborar un exquisito yogurt. Hacer esta mezcla no requiere mucha ciencia y trae consigo una considerable cantidad de beneficios para la salud.

Varios expertos señalan que el yogurt se elaboraba desde tiempos remotos. Los científicos suponen que la mezcla fue descubierta cuando los recipientes donde se guardaba leche eran expuestos a la acción espontánea del sol; dichos contenedores eran elaborados con pieles u órganos de animales, lo que proporcionaba una cantidad considerable de bacterias para convertir la leche en el conocido alimento.

Ahora, en la actualidad el yogurt es uno de los alimentos más comercializados tanto por su textura como por la variedad de récipes con los que se puede complementar. Por esto mismo se procederá a detallar cuáles son los materiales para poder preparar esta comida en el hogar.

Materiales

  • Un envase de plástico o de vidrio, este tiene que ser lo suficientemente hondo para dejar espacio para la mezcla a introducir. También, se debe considerar cuánto yogurt se desea consumir al momento de seleccionar el recipiente.
  • Una manta o un paño de cocina grueso para envolver el envase.
  • Bolsas de plástico que servirán para envolver el recipiente con el paño.
  • Cucharadas de yogurt descremado.
  • Leche líquida.

Preparación del yogurt

En primer lugar, se tiene que colocar una cucharada de yogurt en una olla, es importante que se considere una proporción de medio litro  por cucharada. Después, se pone la leche a calentar a fuego lento, mezclando constantemente para que no queden grumos en el fondo de la olla. Este procedimiento puede durar alrededor de 10 minutos, aunque depende de la temperatura de la zona.

Es útil tener un termómetro para cuando la leche comience a evaporarse y suba ligeramente, ya que cuando esta baje a unos 45ºC, se procede a remover la leche. Esto puede tardar como unos 30 minutos. Si la temperatura baja de los 45ºC es necesario volver a encender la cocina para que la temperatura se mantenga como lo indicado.

Cuando la leche esté preparada, se coloca en un envase. Se mezcla la leche utilizando una cuchara con un poco de yogurt. Lo siguiente, es sellar los envases para su respectivo guardado. Es vital que los envases sean guardados en un lugar donde se conserve el calor. Se puede envolver los contenedores en papel, para luego guardarlos en una caja o taparlos con una manta. Luego, se dejan los envases reposando por toda una noche (por lo menos 6 horas). Es imperativo que los potes no sean movidos ni depositados en un lugar caluroso.

Cuando transcurra la noche, se retiran los envases y se espera entre 5 a 10 minutos para que se reduzca la temperatura para así guardarlos en una nevera. Dentro de 4 horas, el yogurt estará espeso y listo para su consumo.

Se puede saber que la leche se fermentó de una manera adecuada cuando el yogurt resultante se encuentra en un estado firme. De lo contrario, al amanecer tendrá  una consistencia muy liquida. Esto puede ser debido a que el entorno donde se dejó no era el ideal, la leche no tenía una temperatura acorde o el yogurt utilizado en la mezcla no era el indicado.

Recomendaciones

  • No se deben abrir los envases para que el yogurt se mantenga. Si se deja sellado puede llegar a conservarse entre 8 o 10 días. En caso de haberse abierto, al quinto día comenzarán a aparecer hongos de un color blanquecino y rosa en la superficie del mismo, lo cual sirve como indicación de que se echó a perder.
  • En caso de haberse abierto el envase y haber dejado el yogurt abierto por más de cinco días, si se desea utilizar el envase de nuevo se debe a proceder a lavarlo diligentemente.
  • Después de ingerir el yogurt, se debe sellar el envase y de ahí guardarlo en una nevera lo más pronto posible
  • Se puede utilizar una alarma para conocer el momento en que la leche consigue la temperatura adecuada y de ahí a esperar para su correspondiente enfriado. Muchas cocinas modernas cuentan con alarmas incorporadas, evitando así la compra de relojes costosos.
  • Se pueden guardar los recipientes en una caja forrada con láminas de corcho para que se conserve el calor.
  • Si se piensa ingerir una cantidad sustancial del alimento, es recomendable que la mezcla sea guardada en recipientes grandes para que ocupe un menor espacio de la nevera. Si se considera consumir una cantidad pequeña, es válido que el yogurt sea guardado en contenedores de menor tamaño para así comerlo rápidamente y evitar en consecuencia la formación de hongos.
  • En el momento que se esté terminando el yogurt, se puede reutilizar lo que sobre para volver a hacer la receta.
  • Se le pueden agregar trozos de frutas como fresas, manzanas o peras para conseguir un mayor sabor.
  • Se pueden elaborar ensaladas, pasteles o sopas con yogurt de acompañante.
  • El yogurt permite hacer una gran diversidad de bebidas como el ayran (se agrega agua y sal) y el tzatziki (se incluye pepinos y ajo).

Beneficios del yogurt

  • Si es hecho en casa, la ventaja es que conocemos cómo se elaboró y tenemos la seguridad de que no se le agregó conservantes ni aditivos, los cuales ocasionan que los nutrientes se reduzcan considerablemente.
  • Al basarse en ingredientes caseros bajos en calorías, el yogurt resulta sumamente saludable y nutritivo.
  • El yogurt es excelente para el intestino, muchos expertos señalan que es sumamente útil contra la gastritis y el estreñimiento.
  • Este alimento puede prevenir dolores estomacales. También, es un agente efectivo contra la diarrea y gases.
  • Con respecto a la piel, el yogurt sirve para eliminar toxinas. Incluso, puede servir como mascarilla debido a que nutre, repara y desinfecta el rostro.
  • Las personas intolerantes a la lactosa pueden consumir yogurt gracias a su proceso de fermentación.
  • Puede prevenir la anemia.
  • Es útil para reducir el colesterol en la sangre y previene problemas cardiovasculares, debido a que favorece la absorción de las grasas y los efectos negativos de los antibióticos.
  • Acelera el metabolismo, controlando así es peso corporal.
  • Previene enfermedades de los huesos como la osteoporosis.
  • Tiene una cantidad alta de nutrientes como potasio, vitamina A, fosforo, calcio y proteínas.
  • Existen numerosos estudios que indican que el yogurt puede contrarrestar las infecciones vaginales, inclusive, muchas mujeres aplican la mezcla directamente a la zona afectada.
  • Los probióticos, que contiene el yogurt, pueden aliviar y reducir los ataques de alergias.
  • Las bacterias saludables que contiene el yogurt permiten la estimulación de células inmunológicas que contrarrestan los virus o bacterias dañinas.
Recomendar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *